Cómo tener una piel más Radiante y Juvenil Naturalmente 10 Tips Increibles

Una piel radiante es algo que la mayoría de nosotros desea.

Pero a medida que envejecemos, la calidad superior suave y lustrosa de nuestra piel tiende a decolorarse.

Con el tiempo, llegamos a rendirnos a la verdad de que puede que nunca tengamos la piel brillante que teníamos en nuestros veinte años.

Sin embargo, no hay que perder la esperanza.

Una piel radiante no está programada simplemente para los jóvenes o los genéticamente dotados.

Como Tener una Piel Radiante a Cualquier Edad

piel-brillante-natural

piel-brillante-natural

Usted puede tener una piel hermosa a cualquier edad.

Este artículo le mostrará cómo hacerlo. Desde la protección contra los daños causados por la luz solar hasta la limpieza de su sistema y la selección de los mejores artículos cosméticos, estos consejos le permitirán disfrutar de un nuevo y deslumbrante aspecto.

1. Ponte protector solar

La doctora Paula Bourelly, profesora de dermatología de la Universidad de Georgetown, resume bien el valor del protector solar:

«Gran parte de las cosas importantes de las que se queja mi gente -piel apagada, piel áspera, tono irregular de la piel- están relacionadas con la exposición directa crónica al sol».

Evitar el sol por completo no es factible, así que la mejor solución es ponerse protector solar… incluso en los días sombríos.

Intenta encontrar las palabras «de amplio espectro» en el envase.

RebajasBestseller No. 1
NEUTROGENA Hidratante Facial Hydro Boost Water gel 50 g
  • Fortalece la barrera natural de la piel
  • Renueva sus niveles de agua
  • No obstruye los poros

Esto indica que protege contra los rayos UVA y UVB. También procura que el protector solar que elijas tenga un FPS de 30 o superior.

2. Utilizar una crema de retinoides o retinol

Los retinoides son artículos tópicos u orales originados a partir de la vitamina A que trabajan para desobstruir los poros, minimizar el acné, tensar la piel, reducir las líneas finas, estimular la producción de colágeno, y aclarar las áreas marrones y también las pecas.

Como resultado de su eficacia, los retinoides como Renova, Retin-A y Tretinoin sólo están disponibles con una receta de su médico.

¿No tiene intención de obtener una receta?

Piense en la variante sin receta médica denominada retinol.

El retinol es una versión mucho más suave y de acción más lenta de los retinoides, pero todavía desbloquea los poros, reduce el acné, tensa la piel, disminuye las líneas finas, promueve la fabricación de colágeno, así como aclara las áreas marrones y las manchas.

Proceso de tratamiento de la piel para una piel brillante

Si utiliza un retinoide, asegúrese de seguir las instrucciones de su médico, así como tener en cuenta que la piel en la que se aplican los retinoides podría terminar siendo completamente seco, medio agrietado, así como el rojo inicialmente.

Si utilizas un producto que tenga retinol, comienza lentamente con una cantidad del tamaño de un guisante, así como dale tiempo a tu piel para que se reajuste.

3. Desintoxicar el interior para un mejor exterior

Cuando funciona correctamente, su piel funciona para deshacerse de las sustancias tóxicas de su sistema.

Cuando funciona inadecuadamente, esos contaminantes quedan atrapados así como conducen a pliegues, manchas, acné, y también varias otras enfermedades de la piel.

Un programa de desintoxicación natural y un plan de dieta sana y equilibrada puede ayudar a limpiar su sistema de sustancias tóxicas y permitir que su piel se repare a sí misma con más éxito.

Alimentos beneficiosos para una piel radiante

Según SheKnows.com, una rutina de desintoxicación básica y también fiable incluye lo siguiente:

Consumir 2 tazas de agua tibia con limón cada día para limpiar tu sistema.

Deshazte de los aperitivos salados para evitar la hinchazón y la retención de líquidos.

Obtenga los mejores nutrientes diariamente consumiendo una gran cantidad de verduras frescas, así como frutas.

Mira Esto :   9 Remedios para fortalecer las uñas que debes probar

Reduce el consumo de azúcares refinados.

4. Escoge los productos adecuados

Cuando se trata de utilizar artículos para mejorar el aspecto de su piel, más no es siempre mejor.

Utilizar muchos productos puede ser realmente perjudicial para tu régimen de belleza.

El uso de una amplia gama de ingredientes activos puede incluso irritar la piel y causar más problemas de los que repara.

La especialista en piel Jeanie Leddon explica lo que puede ocurrir cuando se utilizan demasiados productos: «El ácido salicílico o el ácido glicólico descomponen los ingredientes activos como el retinol, la hidroquinona y la vitamina C», lo que hace que sus resultados de recuperación y reparación sean prácticamente inútiles.

Un método simple y mucho menos difícil de usar el producto es mucho mejor.

Leddon continúa afirmando que sólo se requieren cuatro elementos para una piel sana y equilibrada, radiante: un limpiador, una crema, protector solar, y también un retinoide o retinol.

5. Darle tiempo

Si elegir los productos adecuados es esencial, darles tiempo para que funcionen es igualmente crucial.

La reparación completa de la piel no es algo que pueda lograrse en un par de días, o incluso en un par de semanas.

A veces los resultados no son visibles hasta pasado un mes o más.

Cambiar los productos que utilizas cada dos semanas puede anular los efectos beneficiosos que están teniendo en tu piel.

Así que no te precipites a cambiar.

Completa todo el tubo o frasco antes de decidirte a probar otro producto.

La única excepción a esta directriz es si su experiencia hinchazón, dolor o ardor.

Deje de hacer uso de un artículo rápidamente si se produce cualquiera de estos efectos negativos.

6. Descansar bien por la noche

Según el especialista de la piel Paul M. Friedman, el descanso rutinario optimiza la secreción natural de la hormona del crecimiento humano que promueve la renovación celular y también la fabricación de colágeno.

Debido a estas 2 variables, el sueño tiene un profundo impacto en el aspecto de su piel.

Es a lo largo de sus horas de fantasía que su cuerpo funciona para curar el daño hecho a lo largo del día anterior.

Es por eso que es muy importante para obtener 7-8 horas de sueño sin parar por lo menos 5 días cada semana.

7. Evitar las arrugas

Las arrugas, así como las imperfecciones, rompen el aspecto liso y juvenil de la cara, el cuello y el pecho que tanto pretendemos mantener.

La buena noticia es que artículos como los Parches Alisadores de SiO Beauty pueden utilizarse en combinación con una buena noche de sueño para ayudar a impulsar los procedimientos naturales de reparación de su cuerpo y evitar que se desarrollen las arrugas.

Simplemente limpie la piel con los discos de limpieza, aplique los Parches SiO y obtenga esas 7-8 horas de descanso de las que hablábamos antes.

Poniendo todo en orden

Hacer cambios en nuestra rutina de cuidado de la piel puede ser algo difícil, especialmente si lo has estado haciendo de una manera diferente durante mucho tiempo.

Para facilitar el cambio, concéntrese en 1 o 2 de las recomendaciones anteriores hasta que se sientan cómodas.

Cuando se hayan convertido en un hábito, elija un par de recomendaciones diferentes y trabaje para incorporarlas a sus actividades diarias.

A medida que superar esta lista, usted comenzará a ver su piel se convierten en más firme, así como más saludable, así como ver como sus arrugas desaparecen.

Con una buena noche de descanso, una dieta sana y equilibrada, y la ayuda de artículos como SiO Appeal’s Smoothing Patches, su piel ganará rápidamente la radiancia que creía que iba a perder para siempre.

Mira Esto :   Hello world!

Cómo conseguir una piel clara y radiante de forma natural

Nuestra piel es un reflejo de nuestra salud y vitalidad, de nuestro bienestar físico, mental y emocional.

Una piel radiante y luminosa indica buena salud, una actitud positiva y vibra la confianza en uno mismo.

Por otro lado, una piel apagada y manchada muestra un cuerpo poco saludable, un estilo de vida estresante y una falta de preocupación por la propia personalidad.

Quién no quiere tener un buen aspecto, y el buen aspecto empieza por una buena piel.

Puede que no te parezca gran cosa; hay muchos productos en el mercado para conseguir una piel bonita y radiante en un instante.

Pero a medida que los usas, también debes darte cuenta de que no es así.

Estos productos cosméticos producen efectos temporales en la piel, tienen muchos efectos secundarios, son muy caros y no son adecuados para todos los tipos de piel.

Entonces, ¿cuál es la salida? Aquí es donde llegamos a nuestro tema de discusión, para cuidar la piel de una manera natural que es el cuidado natural de la piel.

El cuidado natural de la piel no consiste únicamente en utilizar productos para la piel elaborados sin sustancias químicas; es un proceso continuo que se deriva de un estilo de vida saludable, una buena nutrición y productos para la piel directos fuera del curso de aplicación.

En primer lugar, la forma natural de cuidar la piel comienza con algunos cambios en el estilo de vida que debemos cuidar.

Dormir lo suficiente: «El sueño reparador» no es sólo un refrán; su significado va mucho más allá.

Al igual que el resto del cuerpo, para que la piel esté sana es esencial dormir bien.

Dormir al menos de 7 a 8 horas (las horas varían de una persona a otra), asegura una mente y un cuerpo relajados, un flujo sanguíneo normal, se encarga de todo el desgaste del día, le da energía y le devuelve la luminosidad por la mañana.

Las ojeras, la piel manchada y el aspecto sin vida del rostro son efectos secundarios de la falta de sueño.

Así que apaga el televisor, desenchufa el portátil y sal de la fiesta a tiempo para dormir bien.

Muévete:

Ahora que has dormido lo suficiente, es hora de hacer algo de ejercicio.

Actívate, camina, corre, haz ejercicio, ve al gimnasio, estírate en horas de oficina, sube las escaleras, haz lo que sea necesario para mantenerte en movimiento.

La inactividad afecta a la piel favoreciendo la hinchazón, la celulitis y la pérdida de tono muscular.

El ejercicio también nos ayuda a relajarnos y a desestresarnos, dos cosas necesarias para una piel sana.

Beba mucha agua:

el agua ayuda a desintoxicar el sistema corporal, a bañar las células, a eliminar los residuos, ayuda a la digestión, purifica la sangre y la lista sigue y sigue.

El objetivo es tomar al menos 2 litros de agua al día, evitar las bebidas gaseosas y azucaradas, y tomar zumos frescos y sopas como fuente extra de líquidos.

Para una piel brillante y suave, beber miel mezclada con agua tibia por la mañana ayuda mucho.

En segundo lugar, una forma natural de cuidar la piel mediante una alimentación adecuada.

Vamos a discutir algunos puntos básicos:

Toma mucha fibra:

Comer alimentos ricos en fibra ayuda a la digestión y al estreñimiento.

Esto elimina la raíz de muchos problemas de la piel, como el acné, la psoriasis, la piel manchada, etc.

Debemos tomar muchas frutas, verduras frescas, cereales integrales y ensalada.

La idea es reducir los alimentos procesados y la comida rápida, ya que casi no contienen fibra.

Mira Esto :   Tratamiento para eliminar la caspa excesiva definitivamente

Comer las cosas en su forma natural es el mantra para aprovecharlas al máximo.

Reduzca el exceso de azúcar:

cuanto más azúcar ingerimos, más azúcar llega a nuestro torrente sanguíneo.

Con el tiempo, esto da lugar a un proceso en el que las moléculas de glucosa dañan la molécula de proteína al adherirse a ella.

Esto provoca daños en el colágeno, el cartílago y el ligamento, formando arrugas.

Así que, la próxima vez que añadas la segunda cucharada de azúcar a tu té/café o estarás mordiendo tu caramelo favorito… ¡¿no te parece?!

Consigue grasas buenas:

Son las grasas necesarias para la construcción de las células, la membrana, las hormonas, etc.

La falta de grasas buenas puede provocar eczemas, acné y sequedad de la piel.

Las fuentes para obtener estas grasas son el pescado de agua fría, el aceite de nuez, el aceite de linaza, las nueces; también puedes probar los suplementos de aceite de pescado.

Aparte de estas necesidades alimentarias básicas, debemos tener una dieta equilibrada que contenga vitaminas, minerales, proteínas, grasas, todos los ingredientes esenciales que componen una dieta adecuada.

Esto es absolutamente vital para un cuerpo y una mente sanos, así como para una piel suave y radiante.

Por último, pero no menos importante, esto nos lleva a la parte más interesante de nuestra discusión.

Productos naturales para el cuidado de la piel, que deben aplicarse regularmente para obtener los mejores resultados.

Según la definición clásica de los productos naturales para el cuidado de la piel, se trata de productos que se encuentran y se utilizan en su forma natural o cruda, sin ninguna sustancia química, y fabricados de forma que se preserve la integridad del ingrediente.

 

Hay muchos productos que se pueden adquirir en el mercado, fabricados por empresas de renombre.

Pero lo mejor es dedicar algo de tiempo y preparar recetas fáciles para cuidar los problemas comunes de la piel y limpiarla y tonificarla a diario.

Consejos para el cuidado de la piel:

Deja de usar jabón en la cara (si es posible, también en el cuerpo).

Utiliza harina de gramo y leche para hacer una pasta.

Aplícalo suavemente y frota un poco con un cepillo de limpieza facial y luego aclara con agua.

Créeme, esto es mucho mejor que cualquier jabón.

Masajear el cuerpo con aceite de mostaza 10 minutos antes del baño, y luego tomar un baño caliente.

Su piel estará hidratada y suave.

Masajea tu cuerpo con leche.

La leche hidrata naturalmente la piel.

Para la limpieza diaria, mezcle el polvo de sándalo con agua de rosas y añada 4 ó 5 gotas de leche, y aplíquelo en la cara y el cuerpo.

Después de 10 minutos, tome un baño caliente.

Caliente la miel y mézclela con zumo de limón, y aplíquela en la cara.

Dejar secar y aclarar con agua tibia. Refresca y limpia la piel.

Para preparar un blanqueador natural, mezcla el zumo de limón con la leche.

A continuación, masajéelo en la cara y el cuerpo. Blanquea la piel de forma natural.

Para eliminar el bronceado, mezclar el zumo de pepino con el de tomate, frotar sobre la piel, lavar con agua fría.

Mezcla la crema de leche con la harina, aplica esta pasta sobre tu piel y luego lávate para conseguir una piel suave.

Estas son las formas básicas de cuidar la piel de forma natural.

El brillo y la luminosidad que aporta el cuidado natural de la piel es visible para todos y es para siempre.

Recuerda: la belleza no es profunda… ¡pero empieza por la piel!